Caja de Ávila
 
 

Estás visualizando la versión accesible de la revista deávila, si lo deseas, puedes acceder a la versión flash.

Deportes

IKER VERSUS NADAL, LA LUCHA (CONTRA LA MALARIA) CONTINÚA

Tras el éxito del año pasado, Caja de Ávila ha querido acompañar, de nuevo, a dos de los mejores deportistas del momento en su particular cruzada solidaria. La entidad financiera manifiesta así, una vez más, el apoyo sin fisuras tanto al deporte como a los más necesitados.

¿Quién dijo que las segundas partes nunca fueron buenas? «Amigos de Iker vs. Amigos de Rafa, por un mundo libre de malaria» ha cumplido dos años. Y lo ha hecho, en esta ocasión, conservando la esencia de los comienzos pero con más estrellas del panorama deportivo internacional, en sus distintas modalidades, que entonces. Y, también, con alguna que otra sorpresa. Tanto el guardameta del Real Madrid como el número uno del tenis mundial volvieron a rodearse de colegas con una bonita causa de trasfondo: recaudar fondos para reconstruir un hospital en Selengue (Mali), al sur de la capital de este país africano. Casillas y Nadal demostraron ser capaces de sensibilizar y movilizar -y, por supuesto, entretener- a los miles de personas que se dieron cita, la tarde noche del martes 16 de diciembre en el Palacio de los Deportes de Madrid.

Novedades y desarrollo

La segunda edición de este altruista evento ha sorprendido hasta a quienes, como participantes, repetían, caso de Alonso, Kanouté, Raúl, Feliciano López, además de a los promotores de la idea, claro. Empezando por el lugar en el que se ha celebrado (el año pasado el escenario fue el Telefónica Arena de la Casa de Campo, de menor aforo) y continuando por la presencia femenina en los equipos (la gimnasta olímpica Almudena Cid, en el de Nadal y la piloto de Fórmula 3, Carmen Jordá, en el de Iker), para terminar con la inclusión de una nueva prueba en el programa de la gala: "el karting".

Precisamente, durante el transcurso de esta disciplina es cuando más se levantó el entregado público de sus gradas. Tras tres mangas de clasificación, el final de la competición (una carrera a 5 vueltas) se dirimía con un «pique» entre los especialistas del motor Dani Sordo y Fernando Alonso, que concluía a favor del piloto cántabro de rallyes. A los "karts" le siguió el partido de dobles de tenis, a cuatro juegos. Ferrero, Feliciano, Ferrer, Djokovic, Moyá y Nadal -cada uno en representación de su equipo- estuvieron siempre en pista, siendo sus parejas las que se fueron intercambiando. Mientras Raúl y Alonso se mostraban cómodos con la raqueta de la mano, otros, como Marcos Senna y el piloto de motos Jorge Lorenzo, evidenciaron que ése no era su medio.

Y, finalmente, llegó el plato fuerte con el fútbol "indoor". El abulense, flamante vencedor del Tour de Francia, Carlos Sastre, de portero... Como luego hizo el madridista Raúl. El tenista, Feliciano López, de pichichi. El famoso árbitro, Rafa Guerrero, sacando tarjetas a diestro y siniestro. y Casillas parando un penalti a Eto´o, reviviendo la escena que, tres días antes, había tenido lugar en el Camp Nou.

Dos horas de liviana actividad deportiva, de humor, espectáculo y música, que acababan con una clara victoria (14-11 en el cómputo general) del conjunto liderado por el cancerbero de la Selección Española.

Dos de nuestros mejores deportistas lideran una iniciativa contra la malaria, siempre apoyada por Caja de Ávila, que en esta segunda edición tuvo el objetivo de recaudar fondos para reconstruir un hospital en Selengue (Mali), al sur de la capital de este país africano. Causa que provoca la solidaridad de otras muchas estrellas del deporte y del espectáculo.

Reto «conseguido»

Casillas y Nadal han vuelto a marcar un gol a la malaria, esa enfermedad que provoca la muerte diaria de 3.000 niños en el planeta. Pero también Sete Gibernau, Chema Martínez, Álvaro Bautista, Santi Cazorla, Alberto Contador. los grupos Taxi, La Oreja de Van Gogh y Andy y Lucas. y Caja de Ávila que, en otra gran apuesta por la solidaridad, ha apoyado -tanto en la organización como en la recaudación de la ayuda obtenida, a través de una fila cero- a la élite del deporte internacional. Reto «conseguido », sí, entre comillas, pues, si en la edición de 2007 ganó Rafa y ahora lo ha hecho Iker, en 2009 tendrán que desempatar y continuar luchando porque, quienes más lo necesitan, puedan vivir en un mundo mejor.

Aunque, quizá, un nuevo empate, no vendría nada mal.

Además de los "cracks" del deporte, a la lucha contra la malaria contribuyeron las estrellas del pop representadas por Andy y Lucas, Taxi y La Oreja de Van Gogh, que entusiasmaron al público.

Texto: Eduardo Mayorga

 
 
Volver
Imprimir
Subir
 

Aviso legal | (c) Caja de Ávila, 2006 | Todos los derechos reservados | Web Accesible